Main Content

T4512 – Next Generation

El relanzamiento de la exitosa cargadora telescópica compacta de Weidemann.

Fue en 2010 cuando Weidemann se convirtió en uno de los primeros fabricantes en lanzar al mercado una cargadora telescópica pequeña y compacta con el motor montado en el lateral. «En aquel momento, nuestra competencia nos preguntó que qué pretendíamos mover con ese pequeño juguete», afirma el director de ventas Bernd Apfelbeck con una sonrisa. «En los años siguientes, la máquina se hizo con un verdadero nicho de mercado y en los últimos 10 años se ha convertido en un auténtico éxito de ventas dentro de nuestra amplia gama. Destaca por su combinación única de altura de elevación, dimensiones compactas y rendimiento de la máquina. Con una altura de elevación de 4,50 m, se puede llevar a cabo una amplia gama de tareas de apilamiento y carga. Asimismo, permite superar con facilidad la mayoría de laterales elevados. Tiene una notable carga útil de 1,25 toneladas, por lo que puede manejar sin problemas las balas grandes de cualquier tipo y materiales de varios pesos. Sin embargo, lo más destacado de la máquina son sus compactas dimensiones con un anchura de 1,56 m y una altura inferior a 2 m. Puede pasar por pasos de baja altura, entrar en espacios estrechos y trabajar en interiores. La cargadora telescópica también se puede transportar en un remolque para que pueda hacer su trabajo en diferentes lugares. La combinación de todos estos aspectos consiguieron que nuestra T4512 tuviera tanto éxito en varios sectores diferentes».

«Pero de cara al futuro», prosigue Bernd Apfelbeck sobre su exitoso modelo, «teníamos pendiente el cambio de motor a la fase V y aprovechamos esta oportunidad para rediseñar la T4512 con el objetivo de optimizarla aún más. ¿Se puede mejorar un éxito de ventas? Eso es lo que nos preguntamos en Weidemann y ahora nos complace poder presentarle el resultado».

Nuevo accionamiento de traslación controlado electrónicamente para un desarrollo de potencia óptimo.

La T4512 se seguirá ofreciendo en dos motores Yanmar. Sin embargo, ahora el motor más básico tiene 18,4 kW/25 CV y la versión más grande 33,3 kW/45 CV (antes la potencia del motor era de 31 o 40 CV). El nuevo motor básico está nominalmente por debajo de la potencia de su predecesor pero, según el fabricante, debería tener un mejor rendimiento. Seguramente se estará preguntado cómo puede ser. El motivo es el exclusivo accionamiento de traslación de Weidemann controlado electrónicamente, el denominado ecDrive (Electronic Control Drive), que permite un mayor rendimiento total de la máquina incluso en las categorías con menos CV. Otra ventaja es que el motor de 18,4 kW cumple con la fase de emisiones V y no necesita ningún tratamiento posterior de las emisiones. Entre otras cosas, esta motorización es adecuada para usuarios que tienden a usar su máquina menos horas.

En la versión de 45 CV, la norma sobre emisiones de la fase V se implementó instalando un filtro de partículas diésel (DPF) junto con un catalizador de oxidación diésel (DOC). Con esta tecnología, no es necesario añadir una solución de urea (DEF). Toda la unidad del motor, incluido el tratamiento posterior de las emisiones, es de Yanmar, por lo que todos los componentes están perfectamente sincronizados y la máquina se regenera automáticamente a la temperatura de funcionamiento adecuada. Su pequeño motor tiene una velocidad máxima de 20 km/h. Con el motor grande puede elegir 20 y, ahora también, 30 km/h de velocidad máxima. La hidráulica de trabajo de la nueva cargadora telescópica es de 28,6 l/min, 42 l/min o, con la opción High Flow, incluso 70 l/min. El volumen del depósito se ha aumentado a 33 litros para que la máquina pueda funcionar durante más tiempo. Otra nueva característica de la T4512 es un ventilador reversible opcional, de modo que incluso en entornos de trabajo polvorientos, la unidad de refrigeración y la rejilla de ventilación se pueden limpiar cómodamente desde el asiento del conductor y la máquina puede mantener su capacidad de refrigeración total. En general, Weidemann prestó una especial atención a un mejor acceso para el mantenimiento y el servicio al rediseñar la cargadora telescópica. Por ello el capó del motor se puede abrir hacia arriba para acceder fácilmente a todos los componentes que requieren mantenimiento. Se ha rediseñado la disposición de los componentes técnicos en el compartimento del motor: el tendido de la manguera y los cables guiados con puntos fijos y soportes, y la ubicación de los fusibles, los relés y las unidades de control. Todo esto facilita enormemente las reparaciones.

Weidemann ecDrive: el nuevo accionamiento de traslación controlado electrónicamente.

Con el nuevo accionamiento de traslación ecDrive (Electronic Controlled Drive) controlado electrónicamente, la cargadora telescópica puede conducirse y usarse según sea necesario. Weidemann ha introducido cuatro modos de conducción diferentes específicamente para este propósito. El modo Auto garantiza el rendimiento habitual de la máquina al 100 %. En el modo Eco, el número de revoluciones del motor se reduce a 2.200 rpm tras alcanzar la velocidad de marcha deseada del vehículo, lo que permite reducir el ruido y ahorrar combustible.

Los otros dos modos de conducción opcionales han sido especialmente diseñados para el uso de implementos hidráulicos o una ejecución optimizada del ciclo de carga Y. En el llamado modo Implemento se facilita el uso de los implementos. Este modo permite regular el número de revoluciones del motor diésel con el acelerador manual y regula la velocidad de marcha con el pedal del acelerador o el control de crucero. Con su ayuda, las velocidades se pueden configurar de forma muy precisa desde 0,10 km/h a través del display. Esto garantiza un avance constante para el implemento. Si la carga en el implemento es demasiado alta (por ejemplo, varios trozos frente a una desbrozadora), la máquina reduce automáticamente la velocidad para proporcionar al implemento la mayor potencia posible. Una vez que se ha eliminado la carga, el sistema vuelve a la velocidad preestablecida. Se trata de una función de control de crucero. Sin embargo, si desea que los movimientos de conducción o marcha atrás sean más rápidos, puede anularse en cualquier momento mediante el pedal e incluso se puede llevar la máquina a la velocidad máxima.

El modo M-Drive es la elección correcta para la ejecución óptima de los ciclos de carga Y: este modo permite regular el número de revoluciones del motor diésel con el acelerador manual y controla la velocidad de marcha o la presión de control con el pedal del acelerador. Esto elimina la necesidad de avanzar lentamente y admite la ejecución de ciclos rápidos de carga Y.

Con estos nuevos modos de conducción, la cargadora telescópica T4512 y la cantidad de aceite hidráulico de los distintos implementos pueden dosificarse y controlarse con una gran precisión en la aplicación. Esto hace que el uso de implementos y las tareas de carga sean mucho más eficientes y cómodos.

El nuevo freno de mano eléctrico ofrece las funciones Auto Hold y Hill Hold. El freno se aplica automáticamente cuando la máquina está parada, la dirección de desplazamiento se coloca en neutro o el operador abandona el asiento. Asimismo, el freno de mano se desbloquea automáticamente cuando la máquina se pone en marcha con el pedal del acelerador. Por supuesto, el freno también se puede activar o desactivar manualmente mediante un interruptor.

Tres modos de dirección para un uso flexible.

Gracias a la probada dirección en las cuatro ruedas que ya incorporaba el modelo anterior, la máquina puede desplegar todas sus ventajas de maniobrabilidad y potencia en superficies reducidas. Una de las novedades de la T4512 son dos modos de dirección opcionales más, que ya están disponibles en las cargadoras telescópicas más grandes de Weidemann: con la dirección delantera se consigue una conducción segura incluso a velocidades más altas, por ejemplo, en vías públicas. Y la dirección en diagonal le permite desplazarse de lado con una precisión de centímetros, por ejemplo, al trabajar cerca de una pared y querer alejarse de ella.

Cabina ergonómica y confortable con joystick multifunción.

Se ha rediseñado por completo el interior de la máquina con un concepto operativo por colores. Su cabina ergonómica y confortable ofrece una distribución clara de los interruptores basada en un sistema por colores. Se puede acceder fácilmente a todos los elementos de mando y el operador siempre tiene a la vista la información más importante de la máquina en un display bien estructurado. Una de las novedades en la cabina es un conector de 3 polos de serie y un reposabrazos abatible con compartimento de almacenamiento, así como un portavasos y una red de almacenamiento. Opcionalmente, ahora puede elegir una radio y una conexión USB. El volante de dirección puede configurarse individualmente según las necesidades del operador. De ese modo, se garantiza que todos los conductores puedan utilizar la máquina de forma ergonómica y sin cansancio.

Con el nuevo joystick multifunción, el operador puede manejar varias funciones con una sola mano. La función continua del tercer circuito de control se activa simplemente mediante un interruptor basculante en el teclado y se puede utilizar cómodamente de forma proporcional con el joystick, mediante un giro progresivo de la rueda de ajuste en ambas direcciones. El brazo telescópico se puede extender de forma proporcional mediante la ruedecilla selectora, de modo que se puede adaptar la velocidad de trabajo a nivel individual. Además, es posible controlar las dos funciones eléctricas desde el joystick pulsando o soltando los botones del joystick. Las dos funciones eléctricas son independientes, de modo que el operador las puede configurar individualmente.

Display claro y sistema de análisis y diagnóstico wedias.

El display bien colocado en el campo de visión del operador permite mantener una visión general óptima de la máquina. Además de los indicadores estándar como la temperatura, el nivel de llenado del depósito o las horas de servicio, las funciones activas siempre están visibles en la cabina; por ejemplo, las funciones eléctricas activadas, el funcionamiento continuo del tercer circuito de control o el bloqueo del diferencial activado. El sistema de análisis y diagnóstico wedias de Weidemann, permite evaluar funciones como la de desplazamiento, la función telescópica, el tercer circuito de control, los datos del motor y las funciones eléctricas de forma más rápida e inequívoca. Los mensajes activos en el display permiten que el conductor se dé cuenta enseguida de los posibles fallos y pueda reaccionar rápidamente. Gracias a la identificación precisa del número de error, el distribuidor puede prepararse e ir a ver la máquina con los recambios adecuados. El análisis de fallos posterior facilita enormemente los diagnósticos y la localización de fallos. Así se ahorra tiempo y dinero y no se agota la paciencia.

Una buena visibilidad y buen clima derivan en un buen trabajo.

La visibilidad que ya caracterizaba a la T4512 existente también fue una de las principales prioridades en el relanzamiento de la máquina. De este modo, la nueva cabina garantiza una visibilidad óptima tanto hacia delante de la zona de trabajo como hacia arriba. El trozo visible en el techo de la cabina se ha ampliado para que la visión de la zona de trabajo sea más clara. Los limpiaparabrisas delanteros, traseros y del techo se incluyen de serie, lo que garantiza una buena visibilidad gracias a unas ventanas limpias; una gran ventaja, sobre todo durante las tareas de carga y apilamiento. La nueva persiana enrollable protege contra el resplandor del sol. La luna posterior, que ahora también está calefactada, ofrece una mejor visibilidad de la parte posterior y también se ha equipado con un limpiaparabrisas. Para una visibilidad óptima hacia el lado derecho, el capó del motor está inclinado y la cargadora dispone de varios retrovisores. Ahora las luces de trabajo se suministran de serie como versiones LED con 1.000 lúmenes en la parte delantera y trasera del techo de la cabina. Opcionalmente, se pueden combinar luces LED adicionales, por ejemplo, en el brazo telescópico y el techo de la cabina, con 1.000 lúmenes o con una mayor intensidad a 2.000 lúmenes.

La nueva T4512 también incorpora cambios en lo que respecta al ambiente de trabajo: se ha mejorado enormemente la climatización de la cabina con la instalación de un nuevo sistema de calefacción y ventilación más eficiente con ventilador, filtro de aire fresco y unas toberas de ventilación bien distribuidas. En lugares con temperaturas exteriores muy altas, se recomienda el eficiente aire acondicionado opcional. Además, tanto la luna grande de la puerta superior como la luna posterior se pueden equipar con una ventilación por rendijas. Y como en su predecesor, la luna de la puerta superior también se puede abrir por completo 180 grados y se puede bloquear en la parte trasera de la cabina. Con estas diferentes opciones, el operador puede decidir individualmente y, según la temperatura, cómo regulará el clima en la cabina mientras trabaja.

El exclusivo Vertical Lift System (vls).

El sistema de asistencia a la conducción patentado por Weidemann, único en el mercado y con un sólido posicionamiento, aumenta la estabilidad de la máquina y se ha vuelto a incorporar en la T4512. El VLS (Vertical Lift System) permite un trabajo más fluido y, gracias a los movimientos telescópicos semiautomatizados, facilita el trabajo en entornos complejos. El movimiento de elevación y descenso casi vertical permite garantizar una estabilidad óptima de la máquina. Su forma de trabajo fluida y un manejo más sencillo de la máquina aumentan el rendimiento. El VLS permite a los operadores experimentados trabajar de forma más rápida y segura, y los menos experimentados reciben una valiosa ayuda en los trabajos de elevación y carga.

Nuevo diseño dinámico.

Con el rediseño completo de la T4512 y las diversas funciones y características nuevas, Weidemann también ha cambiado el aspecto de la máquina. Su línea dinámica y llamativa destaca sobre todo en el capó del motor con la modificación de la conducción del aire y la nueva cabina. Otra característica que llama la atención a nivel visual es la nueva cubierta roja del techo, que ya se ha utilizado en otros modelos de la gama Weidemann. En su conjunto, la nueva cargadora telescópica T4512 ha sido sustancialmente rediseñada y ofrece a los clientes muchas características y opciones nuevas para un equipamiento individual y un funcionamiento según las necesidades. Esto debería seguir allanando el camino para convertirse en una de las máquinas con más éxito de la gama Weidemann.