Main Content

Concentración en una única sede

Weidemann sigue expandiéndose con nuevos edificios.

Desde la fundación de la empresa en 1960, Weidemann GmbH ha cambiado de sede varias veces para poder seguir creciendo. Desde su sede tradicional, una forja de aldea en Diemelsee-Flechtdorf, al norte de Hesse (Alemania), en la década de los 70 la empresa se mudó a las afueras para satisfacer la creciente demanda de máquinas con unas plantas de producción más grandes. Posteriormente, esta sede se amplió por etapas hasta que en 2007 se pudo dar otro gran paso en la empresa con la inauguración de una planta de producción completamente nueva con espacio para un taller de pintura en polvo y de pintura en la población vecina de Korbach.

Para poder dar cabida a la ampliación de las estructuras y a todos los empleados, cuyo número ya había aumentado a más de 600, Weidemann ha diseñado y construido un edificio completamente nuevo desde cero. A partir de ahora, todas las actividades de la empresa se concentrarán en la sede de Korbach: con la construcción de un gran edificio de oficinas, un centro de formación y un centro tecnológico muy bien equipado para el desarrollo de productos, se marcará otro hito en la historia de la empresa. También se está planificando la construcción de un circuito de pruebas y un nuevo centro de entrega en el mismo terreno, que se realizará a medio plazo.

«La concentración en una sede de la empresa nos ofrece proximidad física y una mayor eficiencia en los procesos de trabajo. El nuevo edificio, con sus modernas zonas de oficinas y lo último en tecnologías de la comunicación, nos abrirá nuevas perspectivas en cuanto a la colaboración en equipo. En Weidemann estamos muy satisfechos con este importante paso y sus consiguientes oportunidades», afirma el director comercial, Bernd Apfelbeck.